¿Qué es un Bodhisattva?

El término bodhisattva es propio del budismo, se usa para referirse a aquellas personas embarcadas profundamente en el camino del Buda. La palabra proviene de la unión de los términos Bodhi y sattva.

El término compuesto hace alusión a un ser que busca o espera obtener la suprema iluminación, la palabra Bodhi significa conocimiento supremo y sattva significa ser. Aquellas personas que se identifican con este término buscan este conocimiento en función del bien colectivo, no solamente el propio. El principio que representa el bodhisattva es uno de los más importantes del budismo.

Bodhisattva

El bodhisattva en el budismo Theravāda

El budismo Theravāda o budismo primigenio utiliza el término bodhisattva en aquellas personas que se encuentran en camino hacia la iluminación espiritual y la budeidad. Se refiere entonces a todas las pruebas existenciales y espirituales que se experimentan hasta el momento de la transformación hacia el Buda. Aún hoy en día este término se lo emplea para ello, refiriéndose a toda la búsqueda hacía la iluminación que culminará con dicha transformación.

El bodhisattva en el budismo Mahāyāna

En este budismo, el término termina por adquirir un significado más radical y hasta despide el heroísmo de aquellas personas a quienes se les aplica (esta interpretación surgió 400 años después que el anterior). En el budismo Mahāyāna, el bodhisattva se podría definir como el ideal que deben seguir todas aquellas personas que planean llegar a convertirse en el Buda. Su significado también se englobará a la salvación y liberación de todos los seres vivos.

Por ende, entendemos que para los practicantes de este budismo, el término generaliza a la humanidad como una unidad que se encuentra en la búsqueda de la suprema iluminación y la transformación en una mejor versión de sí mismos; en algunos casos incluso hasta evolucionar hasta el Buda.

¿En qué consiste identificarse con el bodhisattva?

Aquellas personas que se ven reflejados en este término se encuentran comprometidos con evitar el sufrimiento de sus prójimos, porque nos dice que el cambio no sucederá solo, sino que debemos crearlo nosotros mismos.

Al tener presente el principio del Bodhi, nos convertimos en personas que gozan de amor y compasión que empleamos en nuestro día a día con todos los que nos rodean, pues, ya que su principal intención es la de buscar la iluminación suprema, la manera de lograrla es la búsqueda del bien colectivo.

Se ha identificado con el bodhisattva a aquellas personas que han renunciado al Nirvana (el paraíso espiritual) para volver a la tierra y ayudar al mundo a mejorar en cada aspecto posible; quienes han sacrificado esto por el bien del mundo son consideradas personas aptas de llamarse bodhisattvas.

Quienes se reflejan en este ideal son personas dispuestas a sacrificarse a sí mismos con tal de demostrar su compasión y amor con el mundo; para sentirte capaz de lograr la iluminación suprema debes ser capaz de abandonar las ideas egoístas y pensar en el bien de los demás. 

Los bodhisattvas más resaltantes

Los más importantes bodhisattvas en la historia del budismo son Avalokitésvaea, Manjusri, Mahasthamaprapta y Samantabhadra. El primero es el más resaltante de los 4, se le llama el bodhisattva de la compasión y fue discípulo del mismísimo Buda. En la actualidad se ha visto representado en muchos países que igualmente practican el budismo, en ocasiones con diferentes representaciones y diferente sexo.

Voto del bodhisattva

Este voto es el compromiso total con el bodhisattva, una vez que realizamos este voto, que ha sido generado por la bodhicitta (es decir, el deseo espontáneo de alcanzar la budeidad) o lo que se podría entender como el anhelo de alcanzar la última iluminación suprema con intenciones de brindar el bienestar a cualquier ser vivo y sensible.

Cuando se presenta esta necesidad de realizar dicho voto, el individuo se debe comprometer a realizar las 10 o 6 perfecciones también llamadas Pāramitā, a partir de ese momento se considera que el voto de bodhisattva ha sido oficialmente tomado.

En este voto se pueden presentar diferentes preceptos a seguir, si bien el principal es emplear el que se ha estado nombrando durante todo el artículo, lograr la iluminación para cada ser vivo posible, el principal motivo de ello es la búsqueda del Nirvana para todos los que rodean a la persona que lo practica.

Las perfecciones que se deben cumplir son principalmente seis: paciencia, generosidad, esfuerzo, concentración, disciplina moral y sabiduría, para así poder alcanzar el objetivo.

Limitaciones y prohibiciones

Una vez tomado el voto del bodhisattva, al individuo se le presentan diferentes normas las cuales se deben segui; existen 18 infracciones las cuales se deben evitar a toda costa (Existen otras 46 que aunque también se deben cumplir, son secundarias en relación con estas).

Las 18 normas son las siguientes:

– No creerse mejor que los demás.

– Brindar ayuda a aquellos que la puedan requerir.

– Perdonar a quienes nos piden disculpas y no guardar rencores.

–  No abandonar la cultura Mahāyāna.

– No se deben hurtar las ofrendas que se encuentran en altares y monasterios.

– Por nada del mundo renunciar al Dharma.

– No incentivar a un monje a abandonar su hábito.

– Lo peor sería cometer la mayor falta de todas, quitarle la vida a otro ser humano (cobra incluso más peso si se trata de uno de nuestros padres).

– No abandonar la bodhicitta.

– Evitar implantar modelos erróneos.

– Está mal solicitar propiedades.

– No vanagloriase de historias o hechos falsos.

– No alimentar falsas percepciones.

– Evitar dañar el ecosistema.

– No despreciar a los practicantes de Hinayana.

– Evitar hablar de vacuidad con personas que no se encuentren capacitadas.

– No hacer que un practicante rompa sus votos.

– Evitar ser un obstáculo para que otros logren su propia iluminación.

En caso de causar una infracción, el practicante debe mostrar su total arrepentimiento y en el caso de que sea sincero se puede llegar a perdonar su falta. Siempre que se exprese la gravedad de lo que ha hecho y su arrepentimiento sobre el acto, la infracción termina por ser borrada.

bodhisattva

Hemos entendido entonces que el bodhisattva es en el budismo la búsqueda del conocimiento supremo para lograr el estado de la budeidad, expresando siempre nuestra bondad hacia quienes nos rodean y convirtiéndonos en seres caritativos y capaces de hacer sacrificios por el bien de todos a nuestro alrededor; una vez que se prueba esto, se demuestra nuestra capacidad de evolucionar al Buda y ayudar a nuestros cercanos a alcanzar el Nirvana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *